Materiales imprescindibles para un bidón de buena calidad

Un bidón es un contenedor cilíndrico que nos servirá para cargar materiales en grandes medidas.

Conoce los materiales para un bidón de buena calidad

Generalmente estos se utilizan para transportar o almacenar diferentes líquidos o materiales en polvo y los materiales con los que están hechos suelen variar acorde al contenido que se depositará en ellos entre acero, plástico, cartón conglomerado o contrachapado.

En este artículo te detallaremos cuáles son los materiales imprescindibles para transportar o almacenar diferentes sustancias, así como también los volúmenes y las formas de manipulación de los mismos acorde a lo que contengan.

Tamaños de los bidones

Si bien se pueden encontrar diferentes tamaños de bidones acorde a las necesidades de transporte o de almacenamiento, en la industria existe un estándar de medidas, cuyo volumen es de 200 litros, en el caso de los bidones de plástico varía a 225 litros y miden poco menos de un metro de alto, con un diámetro exacto de 575 milímetros. Estos tamaños son comunes para estandarizar el almacenamiento y el apilamiento con palets mixtos.

En el caso no industrial, el volumen de los bidones variará acorde a la función específica, por lo que existen en el mercado una gran cantidad de tamaños que van desde los más pequeños de 6 y 15 litros hasta los industriales mencionados anteriormente, de 200 y 225 litros.

Materiales para los bidones de acero

Los bidones de acero son estructuras metálicas cilíndricas de acero laminado que pueden variar entre los 5 y los 220 litros.

reciclaje bidones metalicos

Generalmente estos llevan sus paredes exteriores nervadas y esta forma mejora su laminación y su solidez. Acorde a las necesidades y el contenido de los mismos, pueden tener su tapa fija y soldada o una tapa que se desenrosca, asegurada con un cierre de ballesta.

Mientras que los bidones de tapa móvil son los indicados para contener productos sólidos, polvorientos o pastosos y su tapa es desmontable.

Materiales para bidones de tapa fija

Los bidones de tapa fija son los propicios para envasar productos líquidos y están fabricados de acero soldado y presenta diferentes ventajas, como por ejemplo, que son reciclables, poseen una gran resistencia mecánica, no necesitan mantenimiento y mantienen el líquido que transportan de manera inalterable.

Materiales para bidones de tapa móvil

Los bidones de tapa móvil son los indicados para contener productos sólidos, polvorientos o pastosos y su tapa es desmontable y su ventaja es la fácil apertura y cierre.

Paredes interiores de los bidones metálicos

En su interior y acorde a lo que se transportará en ellos, los bidones pueden presentar sus paredes neutras, en decir sin ningún tipo de recubrimiento, estando el producto en contacto en el metal o pueden contar con una cobertura de epoxi o cualquiera de sus derivados.

Este tipo de bidones recubiertos se utilizan para la carga y transporte de productos agresivos, que podrían dañar u oxidar al bidón si estuvieran en contacto directo con el metal.

Entre los bidones de acero también hay un tipo de bidones compuestos, es decir, bidones que en su exterior son metálicos, pero en su interior son fabricados de polietileno de alta densidad.

Materiales para los bidones de plástico

En el caso de los bidones de plástico, suelen estar fabricados de polietileno de alta densidad y sirven para diferentes variedades de productos líquidos, aceites, combustibles, sustancias pastosas y productos químicos corrosivos que afectarían a un barril de acero.

Bidones Industriales de Plástico

Estos bidones plásticos tienen como ventajas un cierre hermético y no transmiten aromas extraños que modifiquen las características del contenido.

También se pueden encontrar bidones de plástico conductor de la electricidad, cuyas características son la de la resistencia química frente a las sustancias corrosivas y evitar la formación de fuentes de ignición.

El material de los bidones plásticos y su construcción están homologados por la ONU y por la legislación nacional para el transporte de sustancias peligrosas. En el caso de Europa, la homologación ha cambiado al llamado Acuerdo Europeo Relativo al transporte de mercancías peligrosas en carretera.

Manipulación de los bidones

A una buena calidad de los materiales con los que están realizados los bidones que utilizamos también se les suma la calidad a la hora de su manipulación. Estos se suelen transportar mediante palets, que facilitan a los camiones que los transportan su carga y su descarga.

Una forma eficiente de mover los bidones por unidad de manera manual sería inclinándolo y rodándolo por la base, siempre que sean superficies firmes, pero esto, en materia de seguridad y salud de quien está acarreándolo puede ser muy peligroso.
Para evitar esta forma de llevarlos es recomendable utilizar medios adecuados, como pueden ser los elevadores, o carretillas adaptadas con pinzas para bidones.

Medidas de seguridad para bidones peligrosos

La ADR no solo dispone medidas con respecto al envase en sí, sino que además dispone que se utilice un bidón de encapsulamiento, que protegerá el bidón original para de esta manera protegerlo de cualquier tipo de derrame en un eventual accidente.

Este bidón que recubre el original no deberá contener fugas y ser resistente a las caídas o vuelcos sin sufrir daños estructurales.

En conclusión, el material adecuado del bidón que utilicemos para la sustancia que se irá a transportar es de vital importancia para no sufrir daños mayores. Al mismo tiempo, las homologaciones pertinentes no nos permitirán transportar bidones con sustancias peligrosas sin las medidas de seguridad necesarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *