Materiales resistentes a sustancias químicas y peligrosas

En la actualidad se pueden encontrar una amplia diversidad de materiales que poseen un buen nivel de resistencia frente a las sustancias peligrosas y/o químicas; todos ellos proporcionan un nivel de protección frente a toda una variedad de productos, sin embargo, no existe ningún material capaz de brindar total protección ante cada una de las sustancias químicas conocidas.

¿Cuáles son los materiales que ofrece mayor protección?

Es importante recalcar la necesidad de utilizar según el elemento un tipo de contenedor u otro como son el caso de los contenedores ibc o los bidones metálicos.

A continuación presentamos los materiales que poseen una mayor resistencia frente a las sustancias químicas y peligrosas, clasificándolos en dos grupos: los elastómeros y los no elastómeros:

Elastómeros

Elastómeros

Dentro de los materiales clasificados como elastómeros, se encuentran los mencionados a continuación:

Caucho butílico

Apropiado tanto para bases como para numerosos compuestos orgánicos, aunque no es recomendable para hidrocarburos aromáticos y alifáticos, al igual que para hidrocarburos halogenados y tampoco para gasolina.

Polietileno clorado (CPE)

Idóneo para ácidos, bases e hidrocarburos alifáticos, al igual que para fenoles y alcoholes; pero no para cetonas, aminas, hidrocarburos halogenados y ésteres.

Neopreno (cloropeno)

Apropiado para ácidos diluidos y bases, aceites, peróxidos, combustibles, alcoholes, fenoles, hidrocarburos alifáticos y glicoles, aunque no lo es para cetonas, aromáticos e hidrocarburos halogenados.

Caucho nitrílico

Apropiado para combustibles, fenoles, aceites, bifenilos policlorados, bases, aminas, alcoholes y peróxidos; pero no es idóneo para aromáticos cetonas, hidrocarburos halogenados y amidas.

Poliuretano

Ideal para bases, hidrocarburos alifáticos y alcoholes, aunque no es apropiado para hidrocarburos halogenado.

Alcohol polivinílico (PVA)

Perfecto para casi cualquier tipo de producto orgánico, sin incluir bases, éteres, ésteres y ácidos.

Cloruro de polivinilo (PVC)

Ideal tanto para bases y ácidos como para ciertos compuestos orgánicos, peróxidos y aminas, sin embargo, no se aconseja para la mayor parte de los compuestos orgánicos.

Viton

Apropiado para aromáticos alifáticos, ácidos e hidrocarburos aromáticos, pero no para aminas, acetonas, aldehídos o ésteres (es decir, solventes oxigenados).

Teflón

Este material suele ser muy usado para protegerse frente a sustancias químicas y peligrosas, sin embargo, no se cuenta con suficiente información acerca de su permeabilidad; aunque se considera que proporciona una extraordinaria resistencia química ante la mayor parte de estas sustancias.

Mezclas de materiales

Muchos fabricantes de este tipo de materiales, se han encargado de desarrollar una técnica la cual se basa, esencialmente, en poner diversos tejidos en capas con el propósito de optimizar su resistencia química; por ejemplo, neopreno/viton, caucho butílico/viton o neopreno/caucho butílico, etc.

No elastómeros

En el caso de los materiales considerados dentro del grupo no elastómeros, destacan los siguientes:

Tyvek (el cual consiste en fibras de polietileno no entrelazadas)

Este material resulta idóneo para sustancias secas, las cuales además sean de bajo peso; sin embargo, no resulta apropiado para resistencia química (degradación o penetración). Cabe señalar que el mismo suele ser utilizado para protegerse frente a las partículas de polvo tóxico.

Asimismo, conviene decir que el Tyvek se caracteriza por ser un extraordinario material, debido a que el mismo se encuentra creado a partir de fibras de polietileno que poseen un elevado nivel de densidad, las cuales además de ser continuas y fuertes, no suelen rasgarse o contar con rellenos ni aditivos.

Se trata de una suave superficie capaz de repeler tanto las partículas como los líquidos, al mismo tiempo que proporciona una barrera sólida frente a las sustancias químicas en su categoría; por lo que incluso, luego de que tenga lugar la abrasión sobre este material, el mismo logra mantener la integridad de la barrera de gran nivel, debido a que el grosor del material en su totalidad es el que conforma la “barrera” en sí misma.

Polietileno (con Tyvek como revestimiento)

Apropiado para bases, ácidos, aldehídos, alcoholes y fenoles; aunque no es idóneo para hidrocarburos alifáticos, aromáticos y halogenados. Asimismo, debemos mencionar que este material ofrece un limitado nivel de protección química no solo frente a líquidos concentrados, sino también ante los vapores.

Polietileno

Además, resulta de gran utilidad frente a las bajas concentraciones, al igual que para llevar a cabo aquellas tareas  que no suponen un riesgo de escape de líquidos. Asimismo, es posible utilizarlo encima de las prendas o elementos de protección reutilizable, a fin de impedir que los productos que no se descontaminen con facilidad terminen contaminándose.

Saranex (con Tyvek limitado)

Perfecto para aminas, bases y ácidos, al igual que para ciertos compuestos orgánicos y PCB; no obstante, no es apropiado para hidrocarburos aromáticos o halogenados.

Este material proporciona un mayor nivel de resistencia a sustancias químicas y peligrosas en comparación con el polietileno que se encuentra revestido con Tyvek, por lo que generalmente es utilizado con el fin de evitar que las ropas de trabajo se contaminen.

Finalmente, es importante señalar que al optar por cualquier tipo de material de protección que sea resistente a las sustancias peligrosas y químicas, hay que mantener presente que no hay materiales que sean completamente impermeables.

Del mismo modo que no existen materiales capaces de ofrecer una protección total frente a todas las sustancias y productos químicos, existen ciertas mezclas de sustancias y contaminantes para los cuales no hay materiales de protección que resistan más de 60 minutos después del primer contacto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *